Al final de cada curso llegan los temidos exámenes finales.

Se muy bien de lo que hablo pues hace dos años yo estaba en vuestra misma situación. Y las últimas semanas son lo peor, con los nervios a flor de piel podemos llegar a experimentar en el mismo día sentimientos contradictorios. Dormimos mal, comemos mal, pensamos que no tenemos tiempo suficiente y esto provoca que nos castiguemos una y otra vez por no haber estudiado más. Pero pedir milagros no sirve, retroceder en el tiempo no esta en tu mano y por el momento no eres Aladin ni tienes un genio de la lámpara que te ayude.

Pero tranquil@s, que todavía estáis a tiempo de aprobar.

Os dejo con varios tips express.

Recuerda que suspender un examen no es el fin del mundo. Si no apruebas en esta ocasión  podrás hacerlo mejor el próximo curso .
No os perdáis prepárate para aprobar 1

Join the Conversation

1 Comment

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *